Construyendo una pesca responsable y sostenible

Recopades, APAPM,  y UAPA participan en la consulta técnica de FAO sobre directrices internacionales para la pesca sostenible a pequeña escala

 

Todas las actividades que intervienen en la cadena de valor, migraciones estacionales, arraigo en las comunidades locales, forma de vida, biodiversidad. Un sector diverso y dinámico que responde a vínculos históricos con los valores, las tradiciones y los recursos marinos. Así define la pesca de pequeña escala Marta Piñeiro, miembro de la Asociación de Pescadores Artesanales de Puerto Madryn y de Recopades que asistió en Roma (Italia) a la consulta técnica de FAO sobre directrices internacionales para asegurar la pesca sostenible a pequeña escala representando a Argentina junto al presidente de la Unión Argentina de Pescadores Artesanales.

Tal y como recuerda Piñeiro, el objetivo de las directrices internacionales puestas sobre la mesa de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) no es otro que el de “apoyar la gobernanza responsable de la pesa y el desarrollo social y económico sostenible”. Dichas líneas de acción buscan, además, “apoyar los principios y disposiciones generales del Código de Conducta de la FAO para la Pesca Responsable; visibilizar, reconocer y fomentar el papel de la pesca de pequeña escala; y contribuir a las iniciativas mundiales para erradicar el hambre y la pobreza”. Todo ello, apunta esta activista por el fortalecimiento de la pesca artesanal, con un enfoque basado en los derechos humanos, “haciendo especial énfasis en las personas vulnerables y marginadas”.

La pesca en pequeña escala representa la mitad de las capturas mundiales de pescado, es practicada por más de 200 millones de personas en el mundo, proporciona alimento a más de 2.000 millones de personas y aporta el 50% consumo humano de pescado en el mundo. Ante estos datos, el subsecretario de Pesca y Acuicultura de Argentina, Néstor Miguel Bustamante, aseguró tras el encuentro mantenido en Roma que es necesario “invertir más en investigación generando departamentos que atiendan los aspectos sociales de la pesca artesanal o de pequeña escala”, ya que, concluyó, “si bien hemos avanzado mucho, sabemos que nos queda mucho por hacer”.

La puesta en marcha de las directrices internacionales diseñadas durante los últimos años mediante un proceso participativo y puestas sobre la mesa en la sesión de consulta del pasado mes de febrero ayudarán, destaca Piñeiro, a minimizar el impacto de los “conflictos” actuales en los que se ve inmerso el sector pesquero artesanal: sistemas de ordenación pesquera no participativos, desigualdades en las relaciones de poder, cambio climático y una pobreza fruto de la vulneración de los derechos humanos. Pese a tratarse de una herramienta de carácter voluntario, la representante de APAPM espera que estas directrices permitan “avanzar en un mayor compromiso de los estados en lo referente a la seguridad y soberanía alimentaria”, derechos que las políticas neoliberales, lamenta, “han condenado de manera gravísima el futuro de las próximas generaciones”.

Próximos pasos

En junio de 2014 tendrá lugar una nueva reunión del Comité de Pesca y Acuicultura de FAO en la que se aprobarán las directrices internacionales para asegurar la pesca sostenible a pequeña escala y se pondrá en marcha el plan de difusión global de la nueva herramienta, así como el aprovechamiento de todas las aplicaciones del Código de Conducta. Todos y cada uno de los próximos pasos seguirán los principios de transparencia y equidad para beneficio de las comunidades más vulnerables.

Temas relacionados

, , , ,